Incendios Forestales

En este reportaje Azul Ambientalistas, pone a la disposición algunas herramientas conceptuales para poder facilitar así la comprensión de uno de las más agresivas catástrofes naturales como son los incendios forestales. Dejamos entonces a nuestro lector este primer camino para entender estos eventos y sus letales consecuencias.

En principio comenzaremos definiendo las bases primarias de este fenómeno:

¿Que es el Fuego?

El fuego es un elemento esencial y natural en el funcionamiento de numerosos ecosistemas forestales. Los seres humanos vienen utilizando el fuego desde hace miles de años como instrumento de ordenación de la tierra.

El fuego es uno de los elementos naturales que ha influido en las comunidades vegetales a lo largo del tiempo y como proceso natural cumple una función importante para mantener la salud de determinados ecosistemas. Sin embargo, en la última parte del siglo XX, la modificación de la dinámica establecida entre la actuación humana y los incendios y la mayor frecuencia del fenómeno El Niño han dado lugar a una situación en la que los incendios son una amenaza importante para muchos bosques y la diversidad que contienen.

¿Que son los Bosques?

Los bosques pluviales tropicales y los bosques nubosos, en los que no suelen producirse grandes incendios, fueron devastados por incendios incontrolados durante los años ochenta y noventa (FAO, 2001).

Aunque se ha estudiado el impacto ecológico de los incendios en los ecosistemas forestales en los biomas boreal, templado y tropical, se ha prestado mucha menos atención al impacto de los incendios sobre la biodiversidad forestal, especialmente en los trópicos. Por ejemplo, de los 36 proyectos sobre incendios forestales que se llevaron a cabo entre 1983 y 1998 o que están en curso de ejecución en Indonesia, un país con una diversidad exuberante, con financiación de donantes, sólo uno abordaba específicamente los efectos sobre la biodiversidad.

¿Qué es un Incendio Forestal?

Es un siniestro causado intencional, accidental o fortuitamente por el fuego que se presenta en áreas cubiertas de vegetación, árboles, pastizales, maleza, matorrales y, en general, cualesquiera de los diferentes tipos de asociaciones vegetales.

Tipos de Incendios Forestales

Se conocen tres tipos de incendios, determinados básicamente por los combustibles.

-Incendio de Copa, de Corona o Aéreo.

Afecta gravemente a los ecosistemas, pues destruye a toda la vegetación y en grados diversos daña a la fauna silvestre. Se propagan por la parte alta de los árboles.

-Incendio Superficial.

Daña principalmente pastizales y vegetación herbácea que se encuentra entre la superficie terrestre y hasta 1.5 metros de altura. Deteriora sumamente la regeneración natural y la reforestación.

- Incendio Subterráneo.
Se propaga bajo la superficie del terreno, afecta las raíces y la materia orgánica acumulada en grandes afloramientos de roca. Se caracteriza por no generar llamas y por poco humo.

Definición de Áreas por Riesgo de Incendios Forestales.

Los bosques son atacados por varios factores como plagas y enfermedades, cortas clandestinas, cambios de uso del suelo e incendios. Estos últimos provocan daños a los elementos de los ecosistemas forestales (suelo, vegetación, fauna, agua). Su impacto se deriva de la velocidad con que el fuego se propaga y la intensidad de calor que genera; estas dos características están definidas por las condiciones que se presenten en una región dada, lo cual implica que habrá zonas donde el fuego se propague más rápido y otras donde sea más intenso.

En un mismo bosque pueden existir áreas con diferente riesgo de incendio; al conocer cuáles áreas son las de mayor riesgo de incendio se podrá priorizar aquellas áreas en las que se enfocarán las estrategias y recursos de prevención.

Variables que Definen el Riesgo de Incendio.

La aparición de incendios forestales es producto de diversos factores; sin embargo, la manifestación de éstos generalmente obedece a un patrón determinado. Con frecuencia las áreas de más alta posibilidad de incendio se encuentran próximas a caminos, carreteras o poblados, así como en áreas de fuertes pendientes, zonas de pastoreo, lugares de recreo, áreas en aprovechamiento maderable, etc.

Las condiciones que influyen en la presencia y propagación de incendios son las siguientes:

a) Vegetación

b) Materiales Combustibles

c) Profundidad de Materia Orgánica

d) Elevación

e) Pendiente

f) Exposición

g) Proximidad a Caminos

h) Cercanía a Áreas Agropecuarias

i) Práctica Silvícolas

j) Clima

k) Servicios

INIFAP.- folleto informativo Núm. 1 1996

Temporada de Incendios

La temporada de incendios coincide con la época seca, que comprende principalmente los meses de enero a mayo, dependiendo de la situación geográfica de las diferentes regiones.

¿Qué Causa los Incendios Forestales?

Los incendios forestales son provocados por rayos, por el descuido en el uso del fuego o de una fuente de calor (como la falta de esclarecimiento y la vuelta de alrededor de una fogata, el uso de corte de metal o de equipo de soldadura cerca de materiales inflamables, o incluso el funcionamiento seguro de de un vehículo de motor en caliente, seco y cargado de combustible de la zona) y - tristemente - por la creación deliberada de un fuego (incendio).

También es necesario que las condiciones de sequía hasta el punto de que el bosque se convierte en "yesca", como se inflaman fácilmente por influencia y el combustible para un fuego ardiente. También podría ser tan simple como una botella de vidrio o un trozo de material reflectante. Los fuertes vientos también se propagan los incendios con mayor rapidez lo que es más difícil para los bomberos para ponerlos bajo control una vez que comienzan.

También las causas son de diversa índole y se presentan de diversas maneras de acuerdo con las regiones. Los tipos de incendios varían según el tipo de vegetación, su espesura o densidad, pendiente y tipo de suelo, entre otras variantes. La causa principal de los siniestros se debe en el 97 por ciento de los casos a descuidos humanos, por accidente, intencionalidad o negligencia; pero fundamentalmente la utilización del fuego con fines agropecuarios. Se diferencian en tres grupos:

Negligencias o descuidos (quema de pastos, actividades agropecuarias, aprovechamientos forestales, otros trabajos forestales, industrias, limpia de desechos de vía, fumadores, fogatas, excursionismo.
Intencionados.- por indefinición de la tenencia de la tierra, obtención de autorizaciones para aprovechamientos forestales, uso del fuego para caza furtiva, rencillas entre particulares y/o comunidades
Otras causas.- rayo, ferrocarril, líneas eléctricas, maniobras militares, vehículos y maquinaria en áreas forestales.

Cultura del Fuego

Nuestros antepasados respetaban a la naturaleza y tenían una relación con ella de manera que no se veía afectada por sus actividades, sin embargo el desarrollo constante del hombre una vez ya siendo sedentario modificaron en gran medida sus actividades y sus necesidades de uso de los recursos naturales con los que disponía fue siendo cada vez mayor.

En nuestros días este desarrollo humano se ve aun más acelerado y es directamente proporcional al uso de los recursos naturales, pero la capacidad de la naturaleza para renovar estos recursos es infinitamente menor a la capacidad de "aprovechamiento" lo que da como resultado una escasez del recurso como es el caso de los recursos forestales. Si agregamos a esta sobreexplotación de los recursos descuidos en la utilización o en nuestras actividades, debido en gran parte al crecimiento demográfico, de los mismos recursos el problema se agudiza y el deterioro es aún mayor.

Ahora bien hablando de este recurso hay que denotar que la principal causa de los incendios es provocado por el hombre aun y cuando hay que denotar que los antiguos habitantes aprendieron a manejar el fuego a la par que perfeccionaban sus técnicas de caza y pesca, pudiendo conseguir también eliminar la vegetación natural y convertirla en terrenos semidesérticos óptimos para la cacería. Se tiene que mencionar también que son innumerables explicaciones en cuanto a Dioses, origen y usos que se le daban al fuego en las mitologías. Como ejemplo podemos citar a Los Incas que practicaban la quema de bosques con la creencia de que al hacer esto los dioses harían llover.

El antiguo campesino solía tomar sus precauciones para quemar su granja y que el fuego no se propagara mas allá pero actualmente debido a las largas temporadas del verano el suelo se ve afectado y su vulnerabilidad a incendiarse es cada vez menor lo que implica que se pierdan varios miles de hectáreas al año debido a la rápida propagación del fuego.

Más allá de ser estos incendios de bosque y matorrales sólo un problema forestal, por el hecho de que estos están generando emergencias ambientales transnacionales y de dimensiones mundiales; fuego, humo y cenizas causan problemas a la salud están repercutiendo negativamente a la diversidad biológica, contaminando la atmósfera y agravando el efecto invernadero que se ven reflejados en interrupción de actividades sociales y económicas. Este es el hecho fundamental del por que debemos de tener una cultura de fuego y en general una responsabilidad ambiental.

El Fuego en la Agricultura

El fuego tuvo un papel muy importante en el desarrollo de la agricultura, ya que fuera de las zonas de lluvia, los primeros cultivos no hubieran sido posibles si las tierras no se hubieran quemado. Hasta cierto punto, el fuego era necesario para expandir las zonas de cultivo.

Desde la época precolombina, la agricultura de la rosa - tumba y quema ha sido parte fundamental de la producción agrícola en muchas partes de México. El fuego es utilizado para preparar una parcela para cultivar ya que facilita la limpia de vegetación y ayuda a liberar sus nutrientes, lo que aumenta la riqueza de la tierra, generando una mejor cosecha.

La fertilidad de la parcela disminuye con los años por lo que ésta es abandonada temporalmente y se trabaja sobre un nuevo terreno.

Las prácticas de roza - tumba y quema son vistas como un ciclo, ya que los terrenos quemados pueden ser utilizados después de algún tiempo y bajo ciertas restricciones.

Tendencias Históricas

Uno de los hechos más alarmantes que afectan los ecosistemas de nuestro planeta es el aumento en el número de incendios. Desde hace varios años, el crecimiento de la población mundial ha tenido un impacto negativo en el medio ambiente, destruyendo muchos de los recursos naturales; uno de ellos es la masa forestal. La manifestación más común de dicha destrucción es la deforestación, que conlleva en consecuencia, el deterioro de nuestro hábitat.

Los incendios y el cambio de uso de suelo con fines agropecuarios son causas determinantes de la deforestación. De acuerdo con cifras presentadas por la FAO, la destrucción de bosques entre 1990 y 1995 fue de 13.7 millones de hectáreas, únicamente en bosques naturales de países en desarrollo.

Los Efectos del Niño y la Niña

Hasta hace algunos años era muy difícil que los bosques tropicales se dañaran gravemente por los incendios porque llovía casi todo el año y la humedad en la materia orgánica del suelo impedía que el fuego se propagara. En la actualidad cuanto más se prolonga el verano, mayores son los daños ocasionados a la naturaleza por los incendios forestales debido a la fragilidad que presentan los ecosistemas del sistema tropical.

Los fenómenos del "niño" y "la niña" han tenido mucho que ver en lo citado en el párrafo anterior, es decir en el curso climático a nivel mundial. Durante 1998, se presentaron las condiciones más extremas y contrastantes registradas desde 1941. Durante el invierno, las temperaturas mínimas fluctuaron entre -5 y -12 grados centígrados, lo que provocó graves heladas que secaron gran parte de la vegetación.

Por otro lado se presentó el fenómeno conocido como "La Niña", cuya característica principal es el enfriamiento de la superficie (del Océano) acompañado por fuertes lluvias, lo que causa el desbordamiento en ríos y lagos.

Incendios Forestales en Venezuela en el 2010

Más de cinco mil incendios forestales se han declarado en Venezuela.

Según las autoridades del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES), que más de 5.155 incendios forestales se han registrado durante la aguda sequía actual.

"En otros períodos secos nuestros bosques mantenían un nivel de humedad que impedía el inicio del incendio, pero ahora, dadas las condiciones climatológicas, se han convertido en vulnerables”, explicó el director de Incendios Forestales de INPARQUES, Miguel Matany.

El funcionario enfatizó que estos incendios forestales no ocurren por causas naturales ni por el exceso de calor. "Si no existe una fuente de ignición adicional que eleve la temperatura de esos combustibles a su punto de inflamación, ese combustible forestal no va a comenzar a arder por sí solo”, afirmó el experto.

Matany señala que "una fuente externa de calor que siempre va a estar asociada a la actividad humana”, dijo. "Por esa razón partimos de la premisa de que la fuente o el punto de ignición que origina los incendios forestales corresponde al hombre, ya sea por premeditación, descuido, negligencia o imprudencia”, puntualizó.

INICIO