Fundación Azul Ambientalistas

Día Nacional del Guardaparques

El 13 de febrero de 1992, un grupo de más de 50 guardaparques reunidos en el Parque Nacional Henri Pittier, crearon el “Día Nacional del Guardaparques”, fecha que siempre ha sido propicia para rendir homenaje a estos servidores públicos venezolanos.

Los guardaparques son la autoridad más inmediata dentro de los espacios naturales, en las que hacen cumplir las leyes y reglamentos referentes a la conservación ambiental, y quienes realizan una función social de preservar las especies, y brindar seguridad a los visitantes, al cuidar el área a su cargo.

Estos defensores de la naturaleza arriesgan diariamente su vida para resguardar y la biodiversidad de más de 16,45% del territorio venezolano, el cual posee 36 Monumentos Naturales (Ver mapa) y 43 Parques Nacionales (Ver mapa). Los guardaparques custodian el patrimonio natural mediante sus recorridos, orientación al público y en apoyo a la prevención y el combate de siniestros, cuando se producen los temidos incendios forestales.

Guardaparques

Entre las labores específicas de los guardaparques se encuentran:

.- Realizar labores de guardería en los parques nacionales y monumentos naturales.

.- Atender a los usuarios orientándolos y suministrándoles información sobre la conservación ambiental.

.- Participar en las labores de prevención y combate de incendios forestales y de infraestructura en parques nacionales.

.- Participar en la búsqueda y rescate de personas extraviadas en los parques nacionales aplicando primeros auxilios, si es necesario.

.- Cuidar y mantener jardines y áreas verdes en general.

.- Participar en labores de reforestación de áreas afectadas.

.- Controla la entrada y salida de personas, equipos, materiales y vehículos.

.- Participar en labores de censo y evaluación de bienhechurías en parques nacionales.

.- Realizar labores de mantenimiento y reparación menor en los puestos de guardaparques.

Cuando se es guardaparques, se adopta una nueva forma de vida, donde se entrega todo, y algunas veces se recibe poco: presupuestos limitados que dificultan su gestión, salarios no acordes con su responsabilidad ante la sociedad y deficiencias de infraestructura que limitan sus labores.

Ser guardaparques implica apoyar las actividades de manejo y conservación para preservar nuestro patrimonio natural. La figura del guardaparques se ha convertido en un símbolo de la ética conservacionista, guardián y servidor público por excelencia, que vigila y protege todos los recursos naturales del Sistema Nacional de Parques.

Azul Ambientalistas
INICIO